sábado, 5 de diciembre de 2009

Economía política de frontera

La pasada primavera
trabajamos duro y firme
en resonante libertá

el verano caliente
colmó la esperanza
de caricias y cosecha

un golpe de otoño
retorció la tristeza
a los altos árboles de la ilusión

éste gélido invierno
anuncia una rebaja obscena
de igual fraternidá

y el amor
aguarda sujeto en los calabozos
hasta la próxima primavera

mientras el viento de levante
aún calla.

1 comentario:

Hilda dijo...

Como todos, hermoso